Menorca: calas y acantilados

Menorca se incorporó al circuito turístico más tarde que el resto de las islas Baleares, y eso ha tenido como beneficio colateral el que su costa esté mejor preservada. Todavía pueden contemplarse allí calas, acantilados y playas casi vírgenes.

Menorca: Cala Mitjaneta
Cala Mitjaneta (separada por un roquedo de Cala Mitjana)

Menorca, de sur a norte

Junto a la urbanizada Cala Galdana, al sur/suroeste de la isla, está Cala Mitjana. Para llegar a ella hay que caminar veinte minutos, bien sea desde el aparcamiento habilitado al efecto en la carretera de Cala Galdana, o por un tramo del Camí de Cavalls (camino de caballos) que circunvala la isla. Si quieres utilizar esta última opción, busca el Carrer Camí de Cavalls en Cala Galdana. Allí comienza el sendero, que está señalizado. Siguiéndolo llegarás a Cala Mitjaneta, separada de Cala Mitjana por un roquedo. Y, si no es temporada de baños, podrás verla como aparece en la foto: completamente solitaria (tampoco en Cala Mitjana verás a nadie, por cierto). Eso sí, la cosa cambia bastante si te acercas hasta allí en julio o agosto.

Ahora nos iremos al lado opuesto: al norte. Allí tenemos uno de los muchos faros de Menorca, el Far de Cavallería, en el cabo del mismo nombre. ¿Te gusta la sensación de vértigo? Asómate al acantilado.

Menorca: Cap de Cavallería
Cap de Cavallería

Al noroeste de la isla, por encima de la encantadora Ciutadella (Ciudadela de Menorca en castellano), está Cala Morell. Allí hay una urbanización, y también rocas de figuras caprichosas que puede uno ver tan de cerca como quiera. Y, muy cerca, junto a la carretera, una necrópolis prehistórica, llamada, cómo no, Necrópolis de Cala Morell, que sería imperdonable que no visitaras si has viajado hasta allí.

Rocas de formas caprichosas en Cala Morell

Volvamos al sur. Allí está Cala en Porter. Urbanizada. En los acantilados de su lado oriental está la famosa Cova d’en Xoroi, una cueva natural abierta al mar que se utiliza como bar/discoteca. La vista desde tierra de esos acantilados es impresionante (seguro que también desde el mar). Allí, como en tantos otros lugares de la costa de Menorca, para experimentar el vértigo sólo tendrás que mirar hacia abajo.

Acantilado en Cala en Porter

Terminaremos en un lugar tranquilo, aunque no solitario: Cala Galdana. En la playa. Para ello, mejor ir en verano (aunque la foto está tomada en invierno).

Cala Galdana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: © viajesyfotos - All rights reserved