La Isla de los Museos de Berlín

La Isla de los Museos (Museumsinsel) es una isla del río Spree situada en el centro de Berlín. O, mejor dicho, es la mitad norte de esa isla, puesto que es en esa mitad donde se concentran el Museo de Pérgamo, el Neues Museum (museo nuevo), el Altes Museum (museo antiguo), la Antigua Galería Nacional de Berlín y el Museo Bode. Junto a ellos está la catedral de Berlín.

Isla de los Museos, Berlín
El Museo Bode, en la esquina norte de la Isla de los Museos

La Isla de los Museos está al final de la gran avenida Unter den Linden, en el extremo contrario a la Puerta de Brandenburgo. Si vas a Berlín, con toda seguridad caminarás por Unter den Linden, y, lo quieras o no, pasarás al lado de la Isla de los Museos. Que entres en ella o pases de largo ya depende de tí.

El Museo de Pérgamo, joya de la Isla de los Museos

Probablemente haya que ser muy forofo para comprar el pase diario y dedicar mañana y tarde a ver los museos de la isla. Pero hay cosas que luego te arrepentirías de no haber visto si decides pasar de largo. El museo más importante, y el que ve todo el mundo, es el de Pérgamo (Pergamonmuseum para los alemanes). Se trata de un museo muy original, pues el edificio se construyó en torno a las maravillas arquitectónicas que encierra, de modo que estas obras antiguas son a veces las paredes o las columnas del propio museo.

Puerta de Ishtar, Isla de los Museos
La puerta de Ishtar, en el Museo de Pérgamo

Como el altar de Pérgamo, que le prestó su nombre, está en restauración (en realidad toda la isla está proceso de remodelación), la obra más importante del museo, o al menos la que más llama la atención, es, en estos momentos, la puerta de Ishtar. Esta puerta fue originalmente una de las ocho puertas monumentales de la muralla interior de Babilonia. Se compone de adobe y cerámica vidriada azul, en la que destacan en tonos dorados siluetas de animales, reales o mitológicos. En el emplazamiento de la antigua Babilonia (en el actual Irak) hay una copia de esta puerta, pero la que se exhibe en Berlín es la original.

También está en el Museo de Pérgamo la que fuera monumental puerta del mercado de Mileto, en la actual Turquía.

Puerta del mercado de Mileto, en la Isla de los Museos
Puerta del mercado de Mileto, Museo de Pérgamo

Como ves, el de Pérgamo es un museo muy especial. En él puedes no solo contemplar las puertas de Babilonia o Mileto, sino también pasar a través de ellas.

En el Museo de Pérgamo se integran la Colección de antigüedades clásicas, el Museo del Antiguo Oriente Próximo y el Museo de Arte Islámico, así que no faltan cosas que ver. A mí siempre me llaman especialmente la atención los relieves asirios.

Relieve asirio en el Museo de Pérgamo

Como antes dije, el Museo de Pérgamo es uno de los imprescindibles para todo viajero que aterrice en Berlín. Eso tiene el inconveniente de que se formen largas colas para adquirir las entradas, pero puedes evitar las colas si compras por internet una entrada para una hora determinada. Con ella podrás ir directamente a la puerta de acceso al museo.

Los demás museos de la isla

Los otros museos, que albergan antigüedades, pintura, escultura, etc. tienen menos fama y menos visitas. Pero quizá quieras ver, al menos, el Neues Museum, en el que se exhibe la colección egipcia, porque allí está nada menos que el famosísimo busto de Nefertiti. En la sala que se exhibe está prohibido hacer fotos, así que no tengo ninguna, pero si haces una búsqueda en internet las encontrarás a montones. Claro que no es lo mismo ver a Nefertiti en foto que tenerla delante.

La Isla de los Museos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: © viajesyfotos - All rights reserved