Islandia: géiseres, volcanes y solfataras

Islandia, geiseres, volcanes y solfataras: Gunnuhver
Área geotérmica de Gunnuhver, en la península de Reykjanes

Islandia es una tierra de hielo y fuego. Del hielo hablé en la entrada anterior. En esta me centraré en el fuego.

Géiseres en Islandia

Seguro que sabes que Islandia es país de géiseres. Pero lo que a lo mejor ignoras es que el término géiser procede del nombre del más conocido de los géiseres de Islandia: el Gran Geysir. Y quizá tampoco sepas que desde hace algunos años, el Gran Geysir, con su conducto al parecer obstruido por las piedras lanzadas por los turistas, ha dejado de lanzar al aire agua caliente y se ha convertido en un gran charco humeante. Aunque es probable que dentro de algún tiempo vuelva a la vida.

Casi al lado del Gran Geysir hay un géiser activo, el Strokkur, que por el momento es la gran atracción del área geotérmica de Haukadalur (a 100 km de Reikiavik).

Geiser Strokkur
El géiser Strokkur

El géiser Strokkur tiene una erupción cada pocos minutos, durante la cual lanza al aire un chorro de agua como el que se ve en la fotografía.

Islandia, tierra de volcanes

Islandia posee un gran número de volcanes activos.  La mayor parte de la actividad volcánica se concentra a lo largo del límite entre las placas tectónicas euroasiática y norteamericana, que cruza la isla. Algunos de los volcanes islandeses han entrado en erupción recientemente. El último (por ahora)  ha sido el Eyjafjallajökull, que en abril de 2010 arrojó tanta ceniza volcánica a la atmósfera que obligó al cierre del espacio aéreo en la mayor parte del norte de Europa, con la consiguiente cancelación de miles de vuelos.

Cráter Viti, volcán Krafla
El cráter Viti

El Viti es probablemente el cráter más visitado de Islandia. Es famoso por el color verde de las aguas del lago que aloja. Si no fuera por la ausencia de vegetación, su imagen sería casi idílica…

Pero el cráter Viti forma parte del Krafla, un volcán activo (una gran caldera volcánica, para ser más precisos) cuya energía se aprovecha desde 1977, fecha en que se inauguró la Central Geotérmica de Krafla. Siete años después, por cierto, El Krafla protagonizó una nueva erupción. Los islandeses están acostumbrados a jugar con fuego.

Solfataras, fumarolas y aguas termales

En Islandia, la tierra ácido sulfhídrico y vapor de agua. Los lugares en que ocurre esto se llaman solfataras. Si el término géiser viene de Geysir, solfatara viene de la Solfatara, un cráter volcánico de Pozzuoli, cerca de Nápoles (Italia). En Islandia, quizá la solfatara más famosa sea la de Hverir, en la zona del Krafla (no lejos del cráter Viti). Hverir está al lado de la carretera, ningún problema para llegar. Allí puedes pasear entre fumarolas y charcos de barro hirviente. Pero para mí, lo confieso, donde se ponga la solfatara de Pozzuoli que se quiten las demás 😉 .

Las aguas que manan del subsuelo a altas temperaturas se aprovechan en Islandia, una vez canalizadas, para calefacción y suministro de agua caliente. ¡En tu primera visita a la isla te sorprenderá el olor a azufre que desprende el agua en la ducha!

Aguas termales en Islandia
Manantial de aguas termales de Deildartunguhver

Entre los islandeses son muy populares los baños termales. Y se han hecho también muy populares entre los turistas, hasta el punto de que la Blue Lagoon (un balneario geotermal que puede visitarse desde Reikiavik) se ha convertido en la principal atracción turística del país.

La Blue Lagoon

La Blue Lagoon tiene unos precios desorbitados, a pesar de lo cual está tan solicitada que hay que reservar con antelación. Una alternativa más barata son los baños naturales de Mývatn, en el norte de la isla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: © viajesyfotos - All rights reserved